Combinación perfecta

 

 

Aunque nunca antes se habían visto, ambas se reconocieron al instante. En la puerta del velatorio, los ojos transitaron curiosos el otro cuerpo, el otro pelo, la otra piel.
—Fuimos su combinación perfecta— sentenció por fin la más veterana.
Después entraron juntas para darle el último adiós a su Juan.

Tati Jurado

Deja un comentario