Como la imaginación es el escondite de los soñadores

Las historias andan sueltas, esperando a que alguien las descubra y las cuente